Características imprescindibles

 

- La talla

Nunca nos cansaremos de decir que la talla es fundamental a la hora de elegir un buen sujetador. Elegir la talla correcta marca la relación que tengas con tu sujetador, que pases de odiarlo a tenerlo como un must-have en tu armario.

Durante el embarazo y la lactancia tu pecho va a cambiar y es posible que subas alguna talla de sujetador o cambie la forma de tu pecho.

Para saber si el sujetador de lactancia es de tu talla tienes que tener en cuenta que no debe aplastarte el pecho ni notar que no te lo abarca correctamente. Tampoco te tiene que quedar grande por la copa o el contorno y que te haga tener que bajarlo constantemente porque se mueve con cada movimiento tuyo.

- Funcionalidad

Los sujetadores de lactancia, a diferencia de otros sujetadores normales, tienes que facilitar el acceso al pecho para poder dar de mamar a tu hijo.  

Normalmente eso se consigue con unos enganches o aberturas en las copas que permiten el acceso. Busca el sistema que más te guste o más cómodo te resulte y compra todos los sujetadores que necesites así.

Busca modelos con las menores costuras interiores posibles, ya que cualquier tipo de costura la notarás molesta con el pecho sensible.

 

- Con aro o sin aro

Lo recomendable durante esta época es elegir sujetadores de lactancia sin aros ¿por qué? Porque el pecho está más sensible y necesita ser mimado todo lo posible.

Tienes que tener en cuenta que el sujetador sin aros no tiene que presionar ni comprimir el pecho pero sí sujetarlo y mantenerlo en el sitio.

Si eres de las que necesita aros en su sujetador, porque tienes el pecho más caído o no estás cómoda sin aros, busca sujetadores de lactancia con aros diseñados para ofrecerte la mayor comodidad. Busca que no te pince el pecho y que el aro descanse sobre tus costillas, no sobre el pecho, tienes que evitar que el aro lo aplaste.

 

 

- El tejido

Cuando tengas que comprar un sujetador de lactancia, busca que el tejido sea transpirable, para que tu pecho respire. Va a estar muy delicado y sensible durante la lactancia, por lo que tienes que hacerlo lo más cómodo posible.

También tienen que usar tejidos elásticos para adaptarse a los cambios de tu pecho.  

 

- Sujetadores deportivos de lactancia

Si necesitas añadir un sujetador deportivo para esta época, busca sujetadores deportivos que sean abrochados delante, para facilitar el acceso al pecho, o con tirantes ajustables, que permite desengancharlo para poder acceder.

Además, estos sujetadores tienen que ser sin aros, ya que hay que evitar que el aro pinche al pecho con movimientos bruscos.

 

- Con o sin relleno

A la hora de elegir un sujetador perfecto, podemos escoger entre sujetadores de lactancia con relleno o sin él.

Cuando hablamos de relleno nos referimos a esa fina capa de foam o relleno simple que redondea el pecho y evita que se marque nada bajo la ropa. Si tienes el pecho caído o buscas una forma más redondeada, ésta es tu opción.

 

  

Si tienes dudas a la hora de elegir talla o modelo, consulta a las Chicas en busca de asesoramiento.