Aunque la moda de usar fajas ha ido yendo y viniendo durante los últimos años, el desconocimiento de cómo usar correctamente una faja no ha hecho más que aumentar.

Algunas piensan que son cosa de personas mayores debido al desconocimiento sobre sus beneficios, otras las usan para ocasiones especiales o prendas ajustadas, y otras la usan como un complemento más de su look diario. En este post vamos a contestar las dudas que nos preguntáis con frecuencia.

 

Dudas frecuentes a la hora de usar o comprar una faja

- Cómo se lava una faja

Lo primero que tienes que tener en cuenta es que no deberías meter nunca una faja en la lavadora y mucho menos en la secadora. Hay que lavarla a mano con agua templada o fría y dejar secar a la sombra.

Evita frotar la faja a la hora de lavarla y no la planches, porque pierde su efecto compresor y, por tanto, su utilidad.

 

- ¿Debo usar ropa interior bajo la faja?

Otra pregunta frecuente es si tienes que ponerte ropa interior bajo la faja. La respuesta es que depende de tí y de cómo te sientas cómoda y de con cuánta frecuencia vayas a usarla.

Si la vas a usar a diario, lo mejor es que sí que te pongas una braguita o tanga debajo, para evitar abusar de los lavados.

 

- Qué tipo de faja necesito según lo que quiera reducir

Si buscas una faja que te reduzca la zona de las piernas, las cartucheras o las caderas, lo mejor es que elijas una faja de pantalón, ya sea de las que llegan hasta el pecho o simplemente como un pantalón normal.

Si quieres reducir el bajo vientre y los michelines que se forman en los laterales, busca que sea alta, ya sea hasta el ombligo o hasta bajo el pecho.

Para reducir toda la zona de la barriga, caderas y la espalda, lo mejor es usar una faja alta hasta bajo el pecho.

¿Quieres que a parte de reducir te realce el pecho? Busca fajas con tirantes o combinaciones, que te permitirán reducir desde la zona del vientre hasta las cartucheras y, con sus tirantes, te realzará el pecho y tendrás un escote más bonito.

 

- Qué beneficios tiene usar faja

No sólo te modela la figura, uno de sus principales beneficios, sino que disimula esos michelines que no quieren desaparecer y esa piel de naranja que se puede notar con algunas prendas sensibles.

También, y muchas lo olvidan, te ayuda a rectificar la postura y mejora tu higiene postural. Si pasas muchas horas sentada o de pie, acabas adoptando posturas que no son buenas para tu espalda y te acaba doliendo, las fajas evitan que te encorves y ayuda a que mejores tu postura.

 

- Cómo sé qué talla necesito

Las tallas de las fajas se suelen medir por la talla de pantalón. Tienes que tener en cuenta que, aunque te tiene que apretar un poco para poder reducir, necesitas poder moverte con comodidad y poder respirar sin esfuerzo.

 

- ¿La puedo usar a diario?

¡Por supuesto! La tela de la faja está diseñada de tal manera que la puedes usar a diario, ya sea invierno o verano. Es transpirable y elástica, por lo que se adapta a ti y a los movimientos de tu cuerpo para que vayas lo más cómoda posible.

 

- ¿Puedo usar faja después de dar a luz?

Sí, puedes usar faja después de dar a luz. Muchas famosas usan fajas post parto para seguir luciendo figura hasta que su cuerpo se recupere después del embarazo.

Tienes que fijarte en escoger adecuadamente la talla y esperar a que tu cuerpo se recupere poco a poco.

 

- ¿Se me va a enrollar la faja?

Muchas mujeres tienen dudas al elegir una faja alta hasta el pecho por miedo a que se enrolle a medida que pase el día.

No tiene por qué enrollarse la faja si la colocas correctamente. Puedes ver aquí cómo colocar una faja adecuadamente.

Botón ver fajas

¿Tienes alguna duda más?

Desde el equipo de laCorsetera te animamos a que te pongas en contacto con nosotras escribiéndonos a info@lacorsetera.com o llamando 966294541 / 674264377. Estaremos encantadas de resolver tus dudas :)