Si haces deporte habitualmente o acabas de empezar, habrás descubierto la importancia de llevar el pecho bien sujeto para hacer tus ejercicios cómodamente, y sobre todo, saludablemente.

Los sujetadores deportivos son realmente importantes para hacer ejercicio, no solo por comodidad, también por seguridad y salud. Sobre todo si tienes mucho pecho, una mala sujeción puede acabar provocando lesiones y dolores de espalda. Además, a nadie le gusta la sensación del pecho cuando caemos de un salto y el pecho rebota, a veces, hasta hacer daño.

Elegir bien el sujetador deportivo marca la diferencia

En el gimnasio o en casa, cuando se trata de hacer deporte, el alidado perfecto tu sujetador deportivo. Si te hace sentir cómoda y sujeta, podrás moverte con mucha más libertad y concentrarte en explorar tus límites, no los del top de deporte que hayas decidido llevar. Ni tu sujetador deportivo ni tu pecho deben ser tus enemigos. Todo lo contrario.

Y, ¿cómo elegir tu sujetador deportivo?

Hay muchas formas y estilos de sujetador deportivo, con aros, sin aros, espalda olímpica, espalda cruzada, con relleno, sin relleno, abrochados delante… Lo importante es que se adapte a ti, no hay una forma correcta más allá de la que te haga sentir bien mientras mantiene tu pecho a salvo de impactos dolorosos o que resientan tu postura.

A continuación, te hablamos de algunas de las partes de los sujetadores deportivos que más influyen en la sujeción y en cómo queda, para que puedas escoger cuál es el sujetador perfecto para ti, según tus gustos o el deporte que hagas.

Deportes de alta intensidad y chicas con mucho pecho, el Sujetador Deportivo con Aros os encantará, es poco común, ya que la mayoría no lleva aros, sin embargo, algunas marcas especializadas en pecho grande como Anita y Primadonna diseñan así algunos de sus modelos para aportar, no tanto un extra de sujeción, como un extra en la colocación del pecho. ¿Por qué? Para dar forma y evitar que el canalillo sea un problema.

Si quieres dar forma al pecho y no “aplanarlo”, lo ejor es buscar un Sujetador Deportivo con Foam, y sumar más o menos grosor al relleno según tus gustos. Si solo buscas que nos  marque el pezón, este tipo de sujetadores también son geniales. Y muy frecuentemente algunos sujetadores deportivos tienen esta capa de foam para dar una forma más redondeada al pecho, y contrarrestar el efecto de pecho plano que pueden crear a veces los tops deportivos.

¿No quieres pasarlo mal cada vez que te cambias en el gimnasio? Entonces el Sujetador Deportivo con Cierre Delantero te hará la vida mucho más fácil, sabemos que a veces puede ser una odisea poner y quitar el sujetador debido a sus tejidos fuertes. Pero al tener cierre delante, será tan sencillo como poner y quitar un chaleco. Este tipo de sujetadores deportivos se recomienda especialmente también para aquellas personas con dolencias en los brazos o en las cervicales. Por eso cada vez hay más opciones que incluyen cierre delantero o trasero de corchetes.

Existen más matices importantes, como los tirantes, el tipo de espalda… y puedes verlos todos haciendo click aquí. Y si te asaltan las dudas o no sabes cómo dar con la talla perfecta, las chicas de laCorsetera estamos siempre encantadas de asesorarte :)