A la hora de ir a la playa o a la piscina, tienes que elegir un bikini o bañador que te siente bien y con el que te sientas agusto. Una vez has encontrado tu traje de baño ideal, llega el momento de elegir los complementos.

 

¿Qué le puede dar un toque especial a tu conjunto?

A parte de unas sandalias o cuñas bonitas, para lucir piernas, o unas gafas de sol que realcen tus facciones, también puedes añadirle un toque de estilo con algunos de estos complementos.

 

  • Kaftan

Los Kaftanes son vestidos veraniegos, que se diferencian de otros porque suelen ser de una sola pieza, por lo que tienes que ponértelo por la cabeza, o para abrochar con un lazo por delante.

Suelen ir sueltos, y están formados de telas muy fresquitas que son ideales para ponértelos por encima del bikini o bañador antes de ir a la playa. Puedes quitártelos nada más llegar o dejártelos puestos mientras estás allí, si eres blanquita o tienes la piel muy sensible al sol.

Pueden ser estampados o lisos, opacos o semitransparentes. Cuanto más transparente sea, más finita será la tela y más frequito lo vas a notar.

 

  • Pareo

Es uno de los complementos más habituales en la moda de baño. Al igual que los kaftanes, tienen telas de tejidos finos y suaves, por lo que va muy bien para combinar con tu bikini o bañador.

Lo que diferencia al pareo de otras opciones es su flexibilidad. Hay innumerables formas de ponerse un pareo, en función de la largura. Puedes ponertelo al cuello atado de varias maneras, o por encima del pecho, a la cintura plegado, o en modo pañuelo.

Hay tantas maneras que se ha convertido en un arte la forma en la que te pones un pareo.

 

  • Mono de playa

Los monos de playa, a diferencia de los Kaftanes, se ponen por las piernas y se suben hasta colocarlos en su sitio.

Es una opción igual de cómoda que éstos, y es ideal para aquellas mujeres que prefieren llevar pantalones en lugar de falda, ya sea porque les da más flexibilidad de movimiento o porque se sientan más cómodas.

Los hay de diferentes telas y estampados, normalmente diseñados para ser muy fresquitos y cómodos, y que los puedas llevar perfectamente encima de tu bikini o bañador.

 

  • Vestido de playa

Los vestidos de playa, después de los pareos, son uno de los clásicos de la moda baño. Suelen ser más versátiles a la hora de usarlos dentro de la playa o piscina o por la ciudad.

Al tener una tela más opaca que alguna de las opciones anteriores, te permite entrar en bares o chiringuitos sin problemas. Incluso hay algunos específicos para para las fiestas más típicas del verano, las fiestas ibicencas.

 

Una vez más, Muchas gracias por Confiar en laCorsetera